Donde cortarse el pelo y afeitarse es todo un ritual perfecto para los hombres. Un lugar para platicar con amigos y olvidarse del hábito diario de afeitarse, ellos se encargan.

 

Necesidad.

Al no tener un logotipo que los identificara del resto de las barberías, nos brindan la encomienda de buscar su esencia de marca para que su personal y sus clientes se sintieran identificados.

Justificación.

Tomando en cuenta la tendencia en las barberías en México, se creo una propuesta que combina tipografía ad hoc al espacio fácil de leer con elementos que ayudan a identificar lo que FASCINO puede hacer por ti.